Ideas para nuestros políticos locales

Aprovechando que en breve serán las elecciones municipales, en estas fechas en que nuestros políticos se afanan por reunirse con asociaciones y colectivos para descifrar qué falta por mejorar, aprovecho para dar unas ideas altruistas y básicas, aunque en su comodidad les puedan parecer utópicas:

1.- En el Morrazo hemos visto cómo, de manera muy loable, se han instalado contenedores separativos hace unos años. Es una pena que no se hayan colocado algunos en proximidades a supermercados, que quizá sean de las actividades en nuestro entorno urbano que más cartones vacíos tiran.

Además, el hecho de que la planta de Sogama esté en Cerceda (A Coruña) revela que se produce un gran gasto en el transporte de los residuos.

Tampoco motiva demasiado a los que tratamos de separar los residuos, que la actividad principal de esa planta sea la incineración. Debería alentarse una política de compostaje a través de la instalación específica de contenedores o recintos de residuos exclusivamente orgánicos y procurar activar las pequeñas plantas de gestión de residuos más cercanas.

Resolver este tema tiene gran urgencia. No tiene explicación que sigamos alejados del sentido común y del progreso:

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/el-escarabajo-verde/escarabajo-verde-basurero-para-rato/3105242/?media=tve

2.- No puede ocurrir que las instalaciones municipales se deterioren hasta el extremo de necesitar obras. Es imprescindible un mantenimiento  adecuado. Ello contribuiría a la larga en:

– un mejor aspecto de las instalaciones y espacios públicos, haciéndolos más apetecibles;

– ahorrar en material y dinero (suele ser más económico mantener que construir) trascendería en empleo cercano (y con menos gasto).

3.- Cualquier obra emprendida por un ayuntamiento (excepto las de mero mantenimiento) o plan debería disponer del pertinente proyecto (redactado por técnicos municipales o externos). Sólo así se podrán controlar fehacientemente los gastos y se podrá dar ejemplo.

4.- Incentivar la participación de empresas locales en los contratos que realice la administración. Creo que habría alguna vía legal especialmente en los contratos de baja cuantía: como los concursos por invitación. Esto ayudaría a las empresas locales a ser más competitivas también fuera, porque mejoraría su currículum, lo cual podría desencadenar su crecimiento.

5.- Lo mismo ocurre con las empresas que entran en escena tras una autorización administrativa, como puede ser una licencia de obras o una licencia de actividad:

Ya hay ayuntamientos que aplican bonificaciones en dichas licencias, como por ejemplo el de As Pontes de García Rodríguez, donde tuve la oportunidad de comprobar cuando realicé allí un proyecto para una nave, que aplica importantes rebajas en sus impuestos en función del número de empleos locales que se generen tanto durante la construcción como durante la actividad.

proyecto de los arquitectos de nave industrial en As Pontes

Proyecto de nave textil en As Pontes realizado en equipo con MT&T- ARQUITECTURAS.

6.- Poner en marcha un sistema de transporte colectivo con sentido común, mediante una línea de autobús interurbano y barco frecuentes, y uno o varios microbuses con ruta a la demanda (cuyo itinerario puede trazarlo en vivo una aplicación de gps), que contrarreste el dispendio de espacio que el vehículo privado consume y minimice la brecha social que sufren los usuarios cautivos (sin vehículo propio). Asimismo, como contrapartida, existen zonas que no resultan en ninguna medida atractivas para establecer cualquier actividad económica, y que acaban resultando dormitorios para los habitantes que disponen de coche y jaula dorada para los demás que allí residen.

7.- Es hora de que los ayuntamientos comiencen a invertir más en políticas sociales y menos en dejar su marca en el paisaje a través de obras. Si a la gente de a pié les va bien, lo otro vendrá detrás como consecuencia de la mejora socio-económica.

Deja un comentario